miércoles, 8 de marzo de 2017

Valiente quien se va, más valiente quien se queda

«Nunca aprende el que a la emergencia le sale huyendo»
Rubén y Willie

Jóvenes profesionales están saliendo del país para mejorar su economía y/o huir de la cruel inseguridad. Los válidos argumentos son: «Aquí no hay futuro», «La inflación se lo come todo», «Para que me voy a esforzar si nunca mejorare».

Dar clases y escuchar esto es duro. No das clases para que se vayan, pero es válido que quieran salir a buscar su futuro, dejar a su familia, amigos, etc. Hay que reconocerles su valentía.

Vivimos dificultades en todos los ámbitos de la vida venezolana, nadie los puede ocultar, pero hay que reflexionar sobre cuál es el tipo de venezolano que hemos formado, que ante un período de dificultad nacional sus jóvenes deciden levantar vuelo y adiós, antes que meter el hombro y liderar el cambio de cultura que necesitamos.

Les pregunto, ¿y la mayoría no piensan regresar a reconstruir este país?,  ¿Van a hacer familia allá o llevarse las que aquí le queda?, ¿Se van para buscar paz y lo que aquí no pueden tener?, ¿Les impulsa irse donde puedan tener lo que aquí no tienen? ¿Por qué piensan que deben tener para ser? Soy, si tengo; si no tengo, no soy.

Ser próspero no es malo. Tener cosas materiales ayuda, yo las tengo, me gusta tenerlas, pero la fórmula del éxito de la vida no es solo esto. Ni cuenta en dólares que tengas, por los carros que compres. Las cosas importantes de la vida son otras.

Puede ser que el problema no sea solo el país, sino la actitud que tengas para enfrentar los problemas. Es más, puede sucederte que en el país donde llegues tu situación tampoco mejore o que tu dignidad sea el precio que pagues por mejorarla, y te des cuenta que el problema no era solo la política, sino tú como administrador de tu proyecto de vida.

Fuiste valiente en irte, pero fue más valiente quien se quedó. Quien aguantó, el que estudió con ética y moral, asumiendo un liderazgo para cambiar como persona y país.

Es más valiente quien se queda y ayuda con la reconstrucción de Venezuela.

Pedro Sandoval
Integrante del V Consejo de Lectores de Más Vida y Sucesos
sandoval.pm@gmail.com

Una comunidad luchadora con guáramo

        
El Consejo Comunal La Marturetera, de la parroquia Capaya, municipio Acevedo del estado Miranda, está conformado por siete sectores: Pueblo Nuevo, con 18 familias; San Paulino parte ata, con 48; San Paulino, parte baja con 35; 24 de Febrero, con 76; San Luís, con 94; Las Casitas con 16 y Monserrat con 17, para un total de 314 familias aproximadamente.

Mileidy Key, vocera de esta comunidad, señala que esta organización se ha enfocado en ayudar a la colectividad en la lucha por resolver las diversas dificultades que los aquejan actualmente.

Dando cumplimiento a su Plan Integral Comunitario decidieron aceptar el dragado del río que atraviesa este territorio, por parte de una empresa privada que está obligada a generar recursos económicos, que son utilizados por este Consejo Comunal para financiar el costo del mencionado dragado.

Por tal motivo, estos recursos nos han permitido financiar ocho proyectos de electrificación en las calles y viviendas de los diferentes sectores de la comunidad. También se han sustituido un aproximado de 4000 metros de tuberías de agua potable y aún quedan pendientes un aproximado de 1000 metros, de los cuales ya se tienen comprados los materiales.

Así mismo, hemos financiado el costo total de seis intervenciones quirúrgicas y ocho pagos totales de los servicios funerarios de personas carentes de recursos económicos, para solventar esa grave necesidad familiar. Además, se han entregado créditos para personas emprendedoras.

Igualmente, se han construidos tres paradas de autobuses, arreglos de vialidades agrícolas, mejoras al módulo asistencial y casa comunal, una aula anexa en la escuela para niños con dificultad de aprendizaje, ayudas médicas y compras de medicinas, prótesis, donaciones diversas a la escuela y otras; donaciones de materiales de construcción (acerolite, zinc, cemento, cabillas, arena, bloque, clavos, alambre, pago de mano de obras y afines) para mejoras y reparaciones de viviendas.

Otros logros importantes han sido la activación del turismo y comercio; la generación de empleos en conjunto con la creación y desarrollo de grupos culturales y deportivos.

Otras características de esta entidad, es su gran capacidad productora a razón de que se elaboran: productos de limpieza, bloques de cemento, queso artesanal, y su alta producción de cacao, plátanos, cítricos, yuca, ñame, lechosa y hortalizas, etc.

Este asentamiento campesino, gran productor, clama de las autoridades nacionales el respaldo total de nuestra labor y ambiciones en beneficio de este pedazo de pueblo venezolano y al diario más leído de este país, Últimas Noticias, que siga como siempre aportando cosas muy buenas a nuestra Venezuela.


Norman Rodríguez
Integrante del II Consejo de Lectores
norman.rodriguezmartinez@gmail.com


martes, 21 de febrero de 2017

Siguen damnificados

A raíz de los diferentes deslizamientos de tierra, ocurridos por las  lluvias que arribaron a Venezuela en los últimos años, muchas personas fueron llevadas a supuestos refugios, que denominaron "temporales" y, en muchos casos, a hoteles para darles abrigo hasta que la Misión Vivienda, pudiese ofrecerles a estas familias un hogar definitivo.

Pero a muchos de ellos, más de tres años después, siguen aún en estos refugios, y han desmejorado de manera sorprendente su calidad de vida, amén de que en ese tiempo, han llegado nuevos hijos y separaciones, producto de esta exagerada espera.

Tal son los casos más evidentes, como la Torre El Chorro, en la avenida Universidad, o el edificio La Nacional en Capitolio. En ambas edificaciones (diseñadas para oficinas y no para viviendas) se observa el deterioro de la construcción, la suciedad que bordea el entorno y, por comentario de sus propios ocupantes, el colapso de los servicios de basura, cañerías, ascensores, entre otros, sin contar que en esos espacios la privacidad es nula.

En el caso de la Torre El Chorro, sus ocupantes lanzan por las ventanas sus excrementos, puesto que el sistema de drenaje se encuentra completamente colapsado, llegando a la acera, donde más de una vez le ha caído encima a algún peatón que circula por allí. 

Mis preguntas son las siguientes: ¿en las entregas de viviendas, no está priorizado aquel damnificado de esta situación antes de otras personas? ¿No se toma en cuenta la antigüedad de espera de estas familias debido a su situación irregular?

Sé de muchas personas que han obtenido su vivienda sin estar en refugios, por “palancas” administrativas, pero siguen dejando a estas familias abandonadas a su suerte y sin fecha posible de asignación de un espacio para vivir.

La Misión Vivienda ha dado nuevos hogares a muchos, unos necesitados, otros recomendados y apoyados, si la prioridad es ayudar, debemos empezar por el que más rápido lo necesita.


Manuela Ortega
Lic. en Administración
manuelaortega26@hotmail.com


lunes, 20 de febrero de 2017

Violencia de género


Quiero referirme al escrito titulado “Los hombres también sufren Violencia de Género” escrito por la Lic. Narkys Blanco, en este prestigioso diario.
Las mujeres contamos (no cuentan como dice Narkys) desde 1997 con leyes especiales como: la Ley sobre Violencia contra la Mujer y la Familia y luego con la Ley Orgánica sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia (no Ley de Derechos de la Mujer a una Vida Libre de Violencia y, muy importante, Orgánica) desde 2007 y en 2014 se incluyen dos formas de delitos: femicidio e inducción al suicidio.
Dice Narkys que “últimamente ha crecido la cifra de violencia contra los hombres, aunque se mantiene en una especie de subestadística”; que “35% de los hombres pasan por violencia psicológica, porque las mujeres exigen que les entreguen su dinero para gastos del hogar”.
En los ejemplos de violencia de género masculina que hace Narkys, nombra uno de Panamá en que asegura que era costumbre que la mujer discutiera con el marido desde que vivían en Venezuela. Igual con el caso de Puerto La Cruz, donde mediaba una discusión antes de ser ultimado. En el tercer caso, el mismo “maltratado” acepta que peleaban porque él consumía mucho alcohol semanalmente. Casi igual sucedía con el cuarto caso de Juan Carlos, donde también mediaba el licor.
Según un exfuncionario policial del municipio Zamora, en un mes llegaron a registrar 15 casos de violencia de género de mujeres que tenían la excusa perfecta para salir de los maridos.
Se une a comentarios machistas y despectivos, la psicóloga social y terapeuta de parejas Karina Prato, cuando dice que “los casos de maltrato verbal masculino que llegan a su consultorio son más comunes de lo que la gente piensa” y “que hay hombres que se sienten usados porque sus mujeres sólo los tienen para que les den dinero”. Sería bueno que la psicóloga Prato diera las cifras de  hombres maltratados que llegan a su consultorio. 
Da dolor por no decir vergüenza, que sean mujeres quienes utilicen espacios y medios de comunicación para victimizar al sector que por tradición ha sido el victimario y que sus acciones llevaron al Estado, en su posición de garante del respeto a los Derechos Humanos, a impulsar una Ley Especial, cuyo nombre correcto es Ley Orgánica sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, no Ley de Derechos de la Mujer a una Vida Libre de Violencia y, muy importante, no olviden que es Orgánica.
Nuestros órganos receptores de denuncias y centros de salud reciben cientos y miles de mujeres al mes y al año por Violencia de Género, propinada por quienes deberían dar seguridad, paz y amor, pero a esto se suma las cientos y miles que no acuden a pedir apoyo o ayuda, que es un porcentaje respetable y no lo hacen por miedo, limitaciones económicas o clichés culturales y religiosos.
Se banaliza el hecho de que en alto porcentaje las discusiones se presentan por el consumo de licor y drogas en el hombre, por su irresponsabilidad en la crianza y manutención de la familia, por la constante agresión psicológica. La mayor parte de las mujeres que mueren a manos de sus parejas o exparejas ya han denunciado y pedido ayuda y se encuentran con un sistema que no da respuesta efectiva al problema, lo que termina en un femicidio anunciado.
No pretendo cambiar la visión que tienen las damas a que aludo pero sí pretendo  llamar a la reflexión y no simplificar lo que es una tragedia de gran magnitud, que es la Violencia contra las Mujeres.

Ingrid Rada Romero
Presidenta de la Fundación para el Bienestar Familiar “FUNDBIEFA”, premio Comunicación para la Paz.
ingridrada1@gmail.com

viernes, 10 de febrero de 2017

Aumento del pasaje

Durante diciembre de 2016, la línea que cubre la ruta Caracas- Los Teques subió arbitrariamente el precio del pasaje pasando de 200 a 450 bolívares, lo que representó un aumento de 125% en el valor del pasaje.El alza no ha aparecido reflejada en Gaceta Oficial ni ha sido aprobado por la alcaldía.

Ninguna autoridad ha aparecido en defensa de los usuarios. Por lo tanto y aunque el aumento es abusivo, han tenido que pagarlo para poder usar ese medio de transporte. ¿A dónde pueden acudir los
usuarios para denunciar ese tipo de abuso? Además, las personas de la tercera edad, según Gaceta Oficial N° 6221, deben pagar 50% del pasaje, algo que no se cumple, ya que los conductores les cobran 75% del pasaje luego de pelear con esos usuarios. Nuevamente, ninguna autoridad interviene
en favor de los pasajeros.

Con respecto al pasaje estudiantil limitan el servicio a cinco estudiantes por autobús, son muchas las ocasiones en que les mienten diciendo que ya el cupo está completo cuando en realidad no es así, solo para negarles el pasaje preferencial estudiantil.



Una situación similar se presenta en las rutas internas de Los Teques, donde los transportistas decidieron aumentar, sin autorización alguna, el pasaje de Bs 60 a Bs 80. Al subir en esas unidades
de transporte, puede observarse que la mayoría no posee cartel alguno que muestre el costo del pasaje, y las pocas líneas, como la del sector El Trigo o la de Carrizal, que sí lo tienen, no poseen el
número de Gaceta que autorice el aumento o el sello de la alcaldía competente.

La línea que cubre la ruta de Carrizal cobra una tarifa mínima de Bs 100, mientras que desde Los Teques a Carrizal, La Cascada o Superlíder cobran Bs 150, sin aprobación. Cabe señalar que los trayectos Los Teques-Superlíder y Los Teques-La Cascada son tramos cortos, de 3 km a 5 km aproximadamente, por lo que resulta excesivo un pasaje de Bs 150.

Se requiere inspección y sanción por parte de los entes competentes para detener ese tipo de abusos con las alzas no autorizadas del pasaje.

TANIA PACHECO
Integrante del IV Consejo
de Lectores de Más Vida y
Sucesos/Habitante de Los Teques
taniapacheco21@gmail.com

martes, 7 de febrero de 2017

Crisis u oportunidad

Es cierto que atravesamos un período de cambios, donde alguna forma hemos tenido que salir de nuestra zona de confort, integrar nuevas habilidades, crear, inventar, buscar la vuelta como quién dice, Hemos aprendido a reciclar, a valorar, hoy te invito a dejar de enfocarte en la Venezuela pasada, cada vez que dices cuando éramos felices y no lo sabíamos, cuando tenía, cuando hacía, porque eso nos hace sufrir, conectarnos con la carencia, la escasez, la tragedia, la queja, el mal humor. Esa Venezuela cambió, tu trabajo consiste en prepararte para la nueva Venezuela, para la que viene, estamos en una etapa de transformación, estamos como las orugas, pronto llegará una metamorfosis, toma consciencia de lo que estás haciendo y sintiendo en este presente, 
A veces llevas a tu hogar, que es tu templo, toda esas preocupaciones, quejas, que te impiden ver lo que eres como Ser humano, todas las bendiciones que tienes como Ser humano, dejas de sentir gratitud, agradecimiento, por tu cuerpo, por tu salud, por tu familia, por tu trabajo,  por el techo que tienes, la cama para dormir, vida para vivirla intensamente, amar, bailar, reír, compartir, has dejado de vivir, de ser feliz por conectarte a la ausencia de algo, por discutir, por pelear, por expresar malestar y resulta que atraes más de lo mismo, 
Hoy es un día que no repite, hoy es un día para escuchar la música, para sentirte atractivo, para que hagas una lista de todas las cosas que tienes,  libertad, amor para dar, tranquilidad, lo único que te falta es conectarte con tu fuente, con Dios, deja ya de conectarte con lo que no tienes.

Venezuela requiere de tu Amor, de tu optimismo, de que la imaginas como la deseas, Bella, Segura, Próspera, Amorosa, Educada.

Ivonne Sarih Piñango
Coach

lunes, 30 de enero de 2017

Energía positiva

La vida está rodeada de aspectos positivos y negativos, que nos ayuda a aprender, a seguir adelante y a querer alcanzar nuestros mayores sueños. Si aprendemos a quejarnos menos por las adversidades y aprendemos a proyectar nuestra energía positiva al exterior, aprenderemos a vivir más felices y con ello, en todo lo demás, empezará a irnos mucho mejor. 

Generalmente, muchas personas tienden a anclarse en lo malo que les ha sucedido en el pasado, desaprovechando la maravillosa oportunidad de vivir y disfrutar el presente; o al contrario, hasta se desvelan en lo que podría sucederles en el futuro, de nuevo olvidando el día a día. 



Una de las terapias más recomendadas para aprender a manifestar la energía positiva es la meditación. Con un poquito de tiempo diario, pensando en nuestra vida, nuestras acciones y nuestro diario vivir, podemos lograr esa activación de energía que necesita nuestra cotidianidad. Allí debemos aprender a agradecer lo bueno y lo malo, lo recibido, lo que faltó, por la salud, por nuestros errores, por la vida misma y sus matices. 

Hemos inclusive visto, que una activación de energía positiva frente a enfermedades tan graves como el cáncer, ha logrado vencerlo, gracias siempre a la actitud positiva en la persona que lo padece. Definitivamente, sé agradecido, con tu fe, con la vida, con tu familia, pareja, amigos, el agradecimiento es una eterna fuerte de positivismo. Y muy importante, sonríe siempre, aunque no tengas ganas, para mí ese es el mejor generador de bienestar del mundo.

MANUELA ORTEGA Lic. En Administración Gerente Hotelera manuelaortega26@hotmail.com

miércoles, 25 de enero de 2017

Aumento del pasaje en los Altos Mirandinos

  
     Durante la última semana del 2016, las rutas que prestan transporte interno en la ciudad de Los Teques, decidieron aumentar, en ausencia del Alcalde de Guaicaipuro, y sin autorización alguna el pasaje de 60bs a 80bs. Al subir en estas unidades de transporte se puede observar que la mayoría de ellas, no posee cartel alguno que refleje el costo del pasaje, y las pocas líneas, como la dell Sector El Trigo y la de Carrizal, que sí los tienen, no poseen el número de Gaceta que autorice el aumento o el sello de la Alcaldía competente.



La línea que cubre la ruta de Carrizal cobra una tarifa mínima de 100bs, mientras que desde Los Teques hasta Carrizal, La Cascada, o Superlíder cobran 150bs sin aprobación. Cabe señalar que el trayecto Los Teques-Superlíder o Los Teques-La Cascada, son trayectos  cortos de 3km a 5km aproximadamente, por lo que resulta excesivo un pasaje de 150bs en esta ruta, sobre todo si lo comparamos con la ruta capitalina que se agarra en la Av. Lecuna y llega hasta Petare por un valor de 60bs u 80bs pasando por los municipios Libertador, Chacao y Sucre. 

Se requiere inspección y sanción por parte de los entes competentes para detener este tipo de abusos en las alzas no autorizadas del pasaje. 

Tania Pacheco.







El pasaje en la ruta Caracas

     Durante el pasado mes de diciembre la Línea que cubre la ruta Caracas-Los Teques, subió arbitrariamente el precio del pasaje, pasando de 200bs a 450bs, lo que representa un aumento de 125% en el valor del pasaje. Dicho aumento no ha aparecido reflejado en Gaceta Oficial ni ha sido aprobado por la Alcaldía. 

Ninguna autoridad ha aparecido en defensa de los usuarios, por lo que el aumento es abusivo, igual han tenido que pagarlo para poder usar este medio de transporte. ¿A dónde pueden acudir los usuarios para denunciar este tipo de abuso? Además las personas de 3ra edad, según Gaceta Oficial  6221 deben pagar el 50% del pasaje, hecho que no se cumple ya que luego de pelear con estos usuarios, los conductores les cobran un 75% del pasaje, y nuevamente ninguna autoridad interviene en favor de los pasajeros. 

Con respecto al pasaje estudiantil limitan la entrada a 5 estudiantes por autobús, son muchas las ocasiones en que les mienten diciendo que ya el cupo está completo, cuando en realidad no es así, solo para negarles el pasaje preferencial estudiantil. Urge la necesidad de inspección y sanción por parte de los entes competentes para detener este tipo de arbitrariedades en las alzas no autorizadas del pasaje.




 Tania Pacheco.

365 líneas en blanco

Comienza un nuevo año, una nueva página blanca en nuestras vidas y tenemos 365 líneas totalmente en blanco que debemos escribir nosotros mismos, ¿Qué debemos hacer? Pues concentrarnos en nuestros deberes y nuestros derechos, preparar nuestro puño, pulso y letra para empezar a escribir en esas líneas, día a día, lo que realmente queremos. Habrán muchos factores externos que distraigan nuestra atención pero en la medida que enfoquemos nuestras metas y objetivos a lo que nos genera bienestar podremos alcanzar al final de cada día, al final de cada línea escrita, lo que nos proponemos. 

Constancia, perseverancia, respeto por el otro y amor en lo que nos proponemos son herramientas muy importantes que permitirán que esas líneas que escribimos cada día sean leídas con agrado al final. Si hay algún error o algún mal escrito por el camino, solo debemos usar el borrador, utilizar esa fuerza de nuestro Dios que guía nuestro puño, nuestro pulso y nuestra letra para escribir nuestra historia de vida. 

Si alguna vez nos tentara el arrancar la página o borrar todo, solo debemos detenernos a pensar que no seremos nosotros los que leeremos esa historia, más bien somos los protagonistas, somos los escritores de nuestro documental, así que no importa que tan mal nos fue escribiéndola ayer lo que importa es lo que escribimos hoy, es hoy donde debemos inspirarnos y el mañana se escribe en la medida que la vayamos escenificando. 

Aprendamos a escribir buenas historias de vidas y para ello aprovechemos estos primeros días del año para diseñar nuestro proyecto de vida, ¿quién dijo que no podemos ser dueños de nuestro destino? Y si después de esmerarnos en nuestra historia, algo no nos gusta en el escrito, solo aceptemos que hay un Dios y hágase según su voluntad...



Ana Rocha
C.I.6486813

Síndrome de Diógenes

El síndrome de Diógenes, considerado un transtorno obsesivo compulsivo, toma su nombre del filósofo griego Diógenes de Sinope, quien al contrario de las personas que sufren este síndrome, se desprendió de todos sus valores materiales y vivió en la más absoluta indigencia, aunque si decidió estar absolutamente solo y aislado. 

Este mal se asocia de manera directa con las personas adultas mayores, que viven solas, abandonadas por sus familias o que han perdido en sus totalidad a su núcleo familiar, y que empiezan de un día al otro, a acumular grandes cantidades de objetos, útiles o inservibles, que van recogiendo por las calles, y que ellos consideran, en el fondo, que siempre y en cualquier ocasión, pueden necesitar o utilizar, a lo que le denominan "tesoros", los cuales terminan ocasionándoles grandes problemas en los lugares donde habitan, con sus vecinos y su entorno directo, puesto que la acumulación de estos desperdicios, acostumbra a crear plagas y malos olores, viéndose afectado todo el entorno, y causándole el rechazo directo de las personas, que inclusive, terminan tildándolos de "locos".

Se han dado muchos nombres a este padecimiento como urraquismo, por recoger piedras o lazos, a quien el recolector consideraba tesoros, silogomanía, la acumulación obsesiva de objetos sin valor, acumuladores o síndrome de la miseria senil, por su asociación a quienes lo padecen, personas mayores, aunque se han visto casos de personas más jóvenes. Lo más importante, es reconocer al sujeto que lo padece, apoyarlo, conducirlo a algún tratamiento que lo ayude a superar este mal momento, y no abandonarlos, en especial sus familiares directos, pues terminan muriendo solos en el medio de un gran basurero, deprimidos y sin siquiera tener que comer. 

Tengo a alguien conocido, querido y muy cercano con este padecimiento, y de verdad, estoy poniendo lo mejor de mí para ayudarlo, y si sabes de alguien así, espero tu comentario, ellos necesitan nuestra ayuda, nunca que se aprovechen de ellos, y dudo si existe algún organismo capaz de ayudarlos. 



MANUELA ORTEGA LIC. EN ADMINISTRACIÓN 
manuelaortega26@hotmail.com

viernes, 20 de enero de 2017

Subterráneo ranchificado.

Como usuaria asidua del metro de Caracas me he percatado del grave deterioro que el sistema ha estado presentando durante la actual gestión que por cierto nunca da la cara para explicar a qué se debe que el subterráneo este en abandono total.

Ahora, a los problemas constantes de escaleras mecánicas dañadas en prácticamente todas las estaciones de la línea uno y en las restantes líneas, se suma el hecho de que hay gente que ha tomado las paredes del sistema como un lienzo para rayarlo por todas partes. A parte de los grafitis que afean las paredes, se suma la basura regada por todos los andenes y áreas de las estaciones, parece que el personal de mantenimiento se extravió junto a las herramientas de limpieza.

¿Qué he está pasando con los torniquetes y las casetas donde se expenden los boletos? Los primeros no sirven en su mayoría, por lo tanto la gente entra sin pagar cual perro por su casa. Las casetas, específicamente, las de Chacaíto, los Cortijos, Plaza Sucre, la California y Capuchinos están desiertas, no hay personal y cualquiera entra y sale haciendo lo que le da la gana. Esas estaciones se han vuelto un peligro para todo el que ingresa, ya que no hay ningún operario del metro y muchos menos agentes policiales. Puede ocurrir un accidente así como un robo masivo.

Hasta cuándo se va a permitir que en los vagones entren vendedores ambulantes y personas a pedir dinero, ello afecta a los usuarios y promueve el delito dentro del sistema. En los Cortijos por ejemplo hay una madre con dos niños de prescolar y un bebé que se monta a pedir dinero usando a los niños como carnada, siempre emplea ese mismo modus operandi, la he visto como en tres ocasiones, tiene esa actividad como un trabajo, situación que se repite en las demás estaciones. También se ve de manera reiterada personas enfermas, indigentes, músicos, cirqueros, malabaristas, etc. practicando la mendicidad.


Por las anomalías descritas y otras más exijo al ministro de transporte terrestre, Ricardo Molina, que tome cartas en el asunto y proceda a la destitución inmediata de la presente directiva del Metro de Caracas en vista de su ineptitud ya que no está en capacidad para administrar tan vital medio de transporte para los caraqueños. 

Miriam Cuevas.


jueves, 19 de enero de 2017

Soledades


Mejor sólo que mal acompañado, decía el refrán, pero lo seres humanos somos ante todo, seres sociales que no comprendemos que a veces provoca estar sólo con uno mismo. También sabemos que existen dos tipos de soledad: estar realmente solo y aislado o sentirse solo.

 A diario nos tropezamos con personas que han sido abandonadas u olvidadas, bien sea por familiares que alegan que se han vuelto una carga para ellos, o porque en realidad, ha perdido a todo su núcleo familiar, una condición que vemos, sobre todo, en personas de edad avanzada. Casos palpables son los ancianos que sus familias llevan a hogares de cuidado de personas de la tercera edad, y a días de ser recluidos allí,  no regresan nunca a visitarlos.

 Y algunos otros casos, y quizás más comunes de lo que imaginamos, son los que vemos en familias cortas, donde ya la figura paterna y materna, han fallecido, y donde hermanos, no se colaboran entre sí, y encontrándose uno en problemas económicos o salud, el más aventajado y solvente, tuerce su mirada al otro lado, para no ayudar al más desposeído, alegando siempre que no tiene tiempo, que quien lo mandó a no progresar, o a criticar su vida, sin detenerse en la necesidad, seguramente imperante, que tiene en este momento, hasta para algo tan fundamental como lo son, su alimentación, medicina o subsistencia. 

Y es que el sentimiento de soledad es el más difícil de llevar, y por lo general, termina desencadenando en casos de depresión profunda y hasta en vicios como el consumo de alcohol y drogas. La soledad deseada temporal, es aceptable, pues nos conduce a la reflexión, a la meditación e inclusive, a la rectificación de nuestras ideas y pensamientos. La soledad se admira y desea cuando no se sufre, pero la necesidad humana de compartir cosas, es evidente.

 MANUELA ORTEGA  LIC. EN ADMINISTRACION  manuelaortega26@hotmail.com

Venezuela




Venezuela un país para querer, amarlo y respetarlo ¿Dónde quedó eso? ¿De verdad,  queremos a Venezuela? Yo no lo creo. Sí hablamos muchísimo que nos duele nuestra Venezuela, pero ¿qué estamos haciendo?

Hay que quererla porque ella nos ha dado mucho. Lo más importante, nacimos aquí, somos venezolanos y con orgullo lo digo: Nos dio todo para vivir, aquí nos casamos y nuestros hijos nacieron aquí y sus hijos también.

Nuestra tierra es fértil,  de todo podemos sembrar para nuestro consumo diario, y de lo que estamos viviendo todos, el petróleo, es una bendición de Dios. Pero que le damos a ella? La queremos?  ¿La respetamos? No, lo que hacemos es pedirle, pedirle y pedirle, más nada.

Estamos pasando momentos muy críticos pero entre todos podemos ayudarla a superar este trance. Los que siembran en los campos deben recibir la ayuda de los entres competentes para que esas tierras se pongan a valer, hay que dotarlos de semillas e insumos de calidad a buen precio, eso sí vigilando para que las mafias no se beneficien de esto.

Venezuela es muy grande y sus personas somos afables y colaboradoras. Los invito a querer, mara y  respetar a nuestra tierra. Venezuela es el país  más bello del mundo, nos ha dado mucho, démosle todos nosotros algo de todo lo que ella nos ha dado.

Gracias al Padre por ser venezolana y haber nacido aquí en Venezuela.

Isabel B. de Escobar
Miembro del segundo Consejo de Lectores de Más Vida y Sucesos

Del servicio al cliente a lo cotidiano.

     En días recientes tuve algunos inconvenientes con mi acceso a la banca “On line” y el problema se agudizó cuando una mañana requería con urgencia realizar una transacción electrónica y mi cuenta fue bloqueada “por razones de seguridad”.

   Como era de suponer decidí comunicarme con la institución financiera por teléfono, donde, pese a la buena atención del operador y su disposición a resolver mi dilema; el requerimiento no fue solucionado, pues, “tenía que dirigirme a una sucursal bancaria para actualizar datos”.

   Entre la urgencia de utilizar la banca electrónica y mis ocupaciones cotidianas, no me quedó otra opción que ir al banco donde el vigilante me informó que no contaban con línea, pues, “se cayó el sistema desde la primera hora en todo el país”, eso explica la tardanza de la operadora en asignar a un ejecutivo de atención y la lentitud de la página al ingresar al portal web, a fin de cuentas, en la agencia tampoco fue resuelta mi problemática y tuve que esperar dos días para que fuese solucionada.

   Una vez solventado este inconveniente quise reflexionar sobre el tema y encontré que la clave para tener un país eficiente y productivo pasa por la buena atención y la capacidad que tiene cada uno de los funcionarios públicos en resolver los problemas de cada ciudadano, usuario, cliente o beneficiario de un producto o servicio.

   Es el deber de los funcionarios públicos de los entes gubernamentales o de índole privado garantizar la buena atención a todo el público y de este último velar por el cumplimiento de las normas y respetar a todos aquellos quienes deben su trabajo al trato colectivo. Hacer país es un trabajo reciproco, en conjunto… ¡Entre todos! Si quieres una mejor Venezuela, lucha por un mejor servicio al cliente y vuelve tu ciudadanía un ejercicio cotidiano.

César Alberto Alarcón
Estudiante de Comunicación Social



alarcon-blanco@hotmail.com

jueves, 12 de enero de 2017

Grandes decepciones

En muchas ocasiones la vida no se nos da como lo planeamos, las cosas no nos salen como queremos. Un muy viejo refrán dice que quien vive de ilusiones, muere de decepciones y, definitivamente, es así. Empezamos cuando la gente, familiares, amigos o vecinos nos decepcionan.

Con los años he vivido una serie de decepciones de toda índole en el trabajo en el que me esforcé y, sin embargo, han dado cabida a chismes malintencionados. Una gran amiga a quien tenía en alta estima me denigró frente a un conocido suyo, entre tantos otros.

Estoy segura de que quien lee estas palabras, también posee un cúmulo de decepciones, pues ninguno está exento de recibirlas, lo importante es no quedarse allí, sino tomar las decisiones necesarias para cerrar esos capítulos que tanto dolor y decepción nos causan, para seguir adelante.

No podemos esperar siempre que nuestras obras de buena voluntad sean siempre agradecidas, que se valore nuestro esfuerzo, ya que nos encontramos en un mundo donde no todos son capaces de reconocer lo maravilloso de cada persona y darle su justo valor y reconocimiento, por sentimientos mezquinos como la envidia o el egoísmo, propios de personas de muy mal corazón.

Todo lo que puedes hacer de cara a las decepciones que la vida ponga en tu camino es dar un paso adelante cada día a cada nuevo reto (aunque sea inesperado, injusto o de enormes proporciones) con
confianza en ti mismo, fe en tu futuro, y con los brazos abiertos a la experiencia que la vida ponga en tu camino. 

La vida sólo puede vivirse en cada momento. Perdemos la oportunidad cuando pasamos nuestros días atrapados en el remordimiento y el resentimiento de lo que pasó ayer, o en el miedo y la ansiedad sobre lo que sucederá mañana.

Por una puerta que se nos cierra, son muchas las que se nos abren, sólo es cuestión de seguir adelante luchando.

MANUELA ORTEGA
LIC. EN ADMINISTRACIÓN
manuelaortega26@hotmail.com

martes, 10 de enero de 2017

Emporio deportivo ignorado

Al retornar desde Caracas tras 20 años de ausencia a la región de Barlovento, me encontré con que los habitantes de esta gran zona productora agrícola, La Marturetera, tienen en ejercicio una maravillosa liga deportiva totalmente ignorada tanto por las autoridades nacionales así como por la prensa deportiva.

En la actualidad efectúan un campeonato de softbol entre los equipos Las Casitas, San Luis, San Paulino y 24 de Febrero que se enfrentan los días domingos, así como también tienen otro torneo de basquetbol con los equipos 24 de Febrero, Las Casitas,  Ambrosio, Las Morochas y San Paulino. Cuentan, de igual manera, con el de softbol femenino y están desarrollando el de kikimbol, futbol, hasta de atletismo.

Narra Milady Key, secretaria comunal de la zona, que sus primos  Juan Key (director deportivo) y Alexis Key (director general) afrontaban las dificultades de transporte para poder llevar los equipos a todos los pueblos de esta comunidad, lo que nos impedía poder competir.

Así surgió la oferta del familiar, Sr. Jhonny Key, de cederles un terreno de su propiedad suficiente para hacer un estadio, lo cual fue aceptado; enseguida toda la población, hombres y mujeres con gran espíritu atlético venezolano se dieron manos a la obra y convirtieron el terreno en un campo deportivo con tribunas y asientos de bambú.

Cuentan con la asistencia de grupos de preciosas morenas porristas, además las señoras caseras llevan alimentos para la venta, lo cual redunda en beneficios para la colectividad y así también obtener beneficios para el pago de los árbitros, también para las pelotas, trofeos y para la preparación del terreno. 

“Nuestros ideales son lograr la construcción de un estadio integral donde podamos practicar beisbol, softbol, kikimbol, basquetbol, atletismo y hasta boxeo, así como hacer una estructura con posada recreativa deportiva donde puedan pernoctar y competir atletas de otras localidades”, refirió Juan Key.

La comunidad dice que la visión es que nuestro gobierno nos dé todo el apoyo necesario para lograr una escuela deportiva que nos permita la integración de todos y cada uno de nuestros jóvenes de los cuales muchos son víctimas de la falta de apoyo en diversas índoles.




Norman Rodríguez
norman.rodriguezmartinez@gmail.com